martes, 23 de octubre de 2012

nosotras... y SABER VENDER!!

Estoy esperando un móvil nuevo.
Ya sabéis cómo funciona esto: pasan unos meses, acumulas puntos y renuevas el contrato con tu compañía y ellos te dan un telefonete por un "módico" precio. A veces, en vez de renovar, te cambias a otra compañía y así puede que consigas mejores ofertas. Pero yo no estoy hecha de esa pasta. Tengo amigos que miran y remiran, aquí y allá, para ver si así consiguen un aparatejo mejor. Yo, o no tengo tanto interés por los móviles o soy demasiado perezosa para negociar. Seguro que es lo primero, porque a mí, cuando algo se me pone entre ceja y ceja no soy vaga para nada.

El caso es que pronto me llegará mi nuevo cacharrito.
El renove lo hice hablando por teléfono con una operadora. Sí, esas que tanto os oigo criticar, haciendo muchas veces referencia a su país de procedencia.
He de decir que la mujer que me atendió fue amabilísima. Me explicó todo con total sinceridad (opinaba lo mismo que yo en este post, por cierto), siendo extremadamente agradable y cercana. Terminé súper satisfecha. Hasta lástima me dio que no me pusieran una de esas encuestas finales que en ocasiones te colocan tras la llamada a atención al cliente de turno. Hubiera hablado de ella maravillas.

Qué importante es saber vender, amigos. Con el paso de los años, cada vez me influye más cómo me atienden en un sitio cuando voy a comprar algo.
Os contaré un caso opuesto al de la simpaticota operadora.
Hay una pastelería en mi barrio que me encantaba. Allí compraba el pan, unas palmeritas de bollo que estaban (y supongo que seguirán estando) deliciosas y en definitiva, cualquier cosa que se me antojara al ver la repleta vitrina.
Nunca me habían tratado excesivamente bien. Se portaban conmigo de forma correcta, pero sin más. Hubiese preferido algo más de cordialidad, pero bueno, me conformaba con esa corrección. Cuando yo no llevaba el importe en monedas sueltas, solían ponerme malas caras. Y yo lo entendía, porque es cierto que en las tiendas pequeñas en las que se pagan pequeñas cantidades a veces tienen ese problema.
Pero un día me cansé. Estaba ya pelín harta de tanta protesta y cuando entregué un billete de 20 euros para pagar varias cosas, me dije a mí misma que sería la última vez que entraba en esa pastelería. Era una buena clienta y no me merecía que me echasen broncas como a una quinceañera que vuelve a casa demasiado tarde. Poniéndonos en plan tiquismiquis, os diré que yo he trabajado en una papelería de barrio y una de mis tareas era acercarme al banco más cercano a pedir cambios cuando estos eran escasos.
Me fastidia por las palmeritas, pero seguiré en mis trece, faltaría más.

Un sitio en el que me atendieron con una sonrisa de oreja a oreja fue American Eagle, en Nueva York. Cuidao, que me preguntaron hasta por mi nombre para luego decirlo cada vez que se dirigían a mí. Lo agradecí tanto que me llevé unos vaqueros, por supuesto. Y porque me quedan de muerte, para qué engañarnos;) Este es el día que me los compré:












Bailarinas y camisa: tienda de NY de cuyo nombre sí quiero acordarme, pero no puedo

9 comentarios:

rockwithfashion dijo...

Este post es la historia de mi vida. Mi trabajo esta relacionado con ventas y trato con clientes y usuarios. Y desde que empece a trabajar siempre fue en trabajos de cara al público y aprendí que la amabilidad, cercanía y buen trato hacen que vendas productos que a veces no se sostienen por si mismos.

Susana dijo...

Si es que lo que debería ser normal: buen trato, nos sorprende hoy en dia

bss

Jewel dijo...

¡¡Me gusta!! los zapatos son monísimos.

Un beso

LaiLa dijo...

A mi me da mucha verguenza hablar con las teleoperadoras xD la verdad es que la mayoria son majas y casi nunca tienen la culpa de tus problemas, ellos estan ahi para atenderte y ya esta.

Muy bonito el outfit :) Me encantan las bailarinas y el pantalon!

¿qué hay de nuevo, amiga? dijo...

Realmente los pantalones te quedan muy bien, y las bailarinas son muy chulas. En cuanto a las teleoperadoras hay de todo, eso sí, yo tampoco sé encontrar los ofertones que pilla todo el mundo cambiándose de compañía, jaja. Besos!
Por cierto, que no te contesté, salgo de cuentas en 10 días o así, estoy en la recta final!
quehaydenuevoamiga.blogspot.com

Norma dijo...

Muy guapa Julia, sencillo el conjunto pero efectivo. Quizás el toque sean las bailarinas.

Un beso

Lolita dijo...

Hola guapa!
Si mi hermano es de esos que negocia y mira otras compañias y tal...a mi me pasa como a ti cuando tengo los puntos y hay un movil decente pues ya esta ese y punto para que complicarse, no?
Jajaja hay tanta gente que es super rancia y te pone malas caras cuando vas a comprar, la verdad es que hiciste muy bien oye que si siempre vas y todo que menos, bien hecho!

Oye pues es verdad que te quedan genial, te quedan al punto, son super bonitos!
Las bailarinas preciosas!


un besito ;)

Diana Marks dijo...

great look! Love your flats!
You have a wonderful blog! Do you want to follow each other? Follow my blog on Bloglovin'. Let me know in my comments and I will follow back ;)

LA By Diana Live Magazine

Lynn / Melancora dijo...

Es verdad que te quedan de muerte. Y yo, igual es cosa de que me voy haciendo mayor, pero cada vez valoro más como me atienden. Antes no quería que me atendieran pero ahora quiero ser el centro de atención, ja, ja, ja. Sin llegar a eso, pero busco algo más que una atención correcta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...