domingo, 14 de abril de 2013

nosotras... y ESPERE AQUÍ SU TURNO, POR FAVOR!!

Lo reconozco. No soporto las esperas.
Me pone nerviosa estar de pie o sentada sin hacer nada, aguardando el momento en el que llegue la persona con la que he quedado, pueda pasar a la consulta del médico o mi pedido ya esté listo.
 
Aunque a veces no consigo ser súpermega-puntual (cosa que me molesta mucho), suelo llegar a mis citas a la hora acordada. Me parece una falta de respeto hacer esperar a una persona, sobretodo si esta va a estar sola.
Los más "considerados" (por no calificarlos de otra manera) son los que te van retransmitiendo su camino por WhatsApp: '¡En un segundo me tienes ahí!', '¡Tranqui, que ya estoy en el bus!'. En realidad, todos lo sabemos, no han salido siquiera del ascensor de su casa. Finalmente, cuando se dignan a aparecer, tienen una elaborada lista de coartadas que utilizan contigo sin cortarse un pelo. 'No vas a creer lo que me ha pasado: ¡el metro se ha averiado!' 'Pffff, calla, calla. Que me ha pasado de todo viniendo hacia aquí'.
Es curioso, para decirte todas estas cosas no han usado el WhatsApp.
 
Cuando voy al médico, algo que no figura precisamente entre mis aficiones, no sé cómo demonios se lo montan, pero siempre he de esperar al menos tres cuartos de hora.
Un tiempo en el que mis pobres dedos sufren una sanguinaria carnicería. Ni siquiera viendo los cinco últimos minutos de los capítulos de Homeland me muerdo tanto las uñas.
No ayuda a mis nervios la presencia en la sala de esos personajes que intentan colarse siempre, dando excusas lamentables y quedándose de pie pegadicos a la puerta del médico, para así implorarles en cuanto el paciente que estaba dentro salga y les deje una pequeña ranura por la que entrar.
No quiero generalizar, que a mí eso no me gusta, pero este tipo de jetudos impacientes suelen ser mujeres mayores de 55 años. No falla.
Normalmente, cuando mi turno llega por fin, una voz moribunda pronuncia mi nombre a través de un altavoz. En lugar de Julia, mis oídos suelen escuchar cosas como Nuria, jilia, furia, Turia y un sinfin de similitudes más. Como nadie más en la sala se levanta, deduzco finalmente que el médico no ha llamado a una nutria, si no a mí.
 
Esto de la megafonía también les gusta mucho a las cadenas de comida rápida. Te preguntan tu nombre y hala, espera sentado un ratico, amigo, en breves te llamaremos.
Algo que, igual que pasa en la consulta del médico, no es exactamente fiel a la realidad.
En breves = Una maldita eternidad.
Tu nombre = Un sonido que se le parece.
Un amigo mío me contaba el otro día que le pasó algo muy divertido en EEUU cuando esperaba a que le llamaran para recoger una pizzas. Al preguntarle el camarero por su nombre, él dijo que se llamaba Mike. No quería dar su nombre real, que es catalán, porque quizás lo pronunciarían mal.
Obviamente, cuando sus pizzas estuvieron listas, el chico de la caja llamó a Mike. Pero mi amigo ya se había olvidado por completo de su nueva identidad, concentrado como estaba en la lectura de un periódico. Después de llamarlo varias veces, el chico finalmente fue a decírselo hasta donde estaba sentado: 'MIKKKEEEEE!!! Your order is ready!!!!'
 
Lo que da de sí esto de las esperas.
¿Cuántas parejas se habrán conocido en la consulta de un médico?
¿Cuántos asesinatos se habrán cometido al escuchar la excusa de un amigo por llegar una hora tarde?
 
El día que llevaba este look había quedado precisamente con Mike, en Barcelona.
Ambos fuimos puntuales... aunque yo llegué antes;)
 
 
 







¡Besos para todos!

14 comentarios:

A la ultima dijo...

Yo doy excesivamente puntual y odio esperar
Bss

Lynn / Melancora dijo...

Lo reconozco, soy impuntual hasta límites insopechados, quien quede conmigo tiene que decirme una hora antes, así llegaré en punto. Y respecto a las esperas lo cierto es que me las cojo con filosofía. Muy chula la falda.

A SWEET DAY dijo...

Yo también soy muy puntual y me parece una falta de respeto que alguien llegue tarde sistemáticamente.
En EEUU me pasó que siempre dábamos mi nombre porque pensábamos que sería más fácil para ellos. Raquel no lo entendían y me miraban con cara de susto, así que daba el nombre de Rachel. El problema era que ellos lo pronuncian algo así como Reiishhhael y la mitad de las veces no me enteraba.
Besos

monicositas dijo...

Jajajajajaja.... yo también soy de las tuyas, muy puntual y me siento súper identificada con este post!!!

En cuanto al look, genial la falda!

Un besin!

Mua Carmen dijo...

Genial esa falda para la primavera Julia!

muacarmen.blogspot.com
www.muacarmen.com

Iñigo Abadía dijo...

Unas gafas preciosas y como no la falda muy bonita para esta primavera veraniega que Dios nos ha dado! Os sigo guapas ;)

KISS - XO. http://trendylifepeople.blogspot.com.es/

La Chica de la Máscara dijo...

yo soy super puntual y odio esperar siempre, hay alguna gente que ya sé que llegará tarde y quedo con ellos media hora antes de la que yo aparezco y aun así los espero! Y las esperas en la consulta del pediatra con todos los mocosos llenos de virus llorando al rededor son el infierno jajaja.
Me gusta mucho tu falda, estas guapa, las gafas te sientan genial ;)
un besito

Johanna Ce. dijo...

A mi no me gusta adelantarme ni atrasarme, asi que si he quedado me paso el rato mirando el reloj hasta la hora exacta.
Me encanta la falda.
Un besin enorme.

The Bluefox Project dijo...

jajaja yo tiendo (demasiado) a la impuntualidad... he de mejorar eso!! Muy grande la historia de tu amigo. Seguro que a alguno de los que dicen un nombre "gracioso" en el 100 montaditos les pasa algo así más de una vez. Bonita falda, esa me la llevaría del Market re place! Besotes :)

Anita Patata Frita dijo...

La puntualidad es una de esas cosas que mi madre se encargó de grabarme a fuego, y ahora lo suelo ser siempre, o casi siempre y creo que es una falta de respeto enorme no serlo.

Tu falda me mola :P

Dirty Closet dijo...

jajaja, tia para eso esta el Angry Birds, o el el TriviaDos! jajaja para las colas!
en NY nosotros siempre decíamos el nombre de mi marido en ingles : William, para que no hubiera errores.
me encanta la falda que llevas!!
y otra cosa, me odiarías, soy una tardona!
DirtyCloset

ConchiC dijo...

Qué falda más mona, se sale un poco de tu estilo, pero te queda muy bien.
Me da la risa cada vez que me cruzo con alguien que, hablando por el movil en mitad de la calle, dice algo así como: ya estoy en el bus...llego enseguidica...

Carmen dijo...

La falda me encanta, y las esperas en salas de médicos, dentistas, etc... las odio !
¡Un beso!
Carmen de Punta y Tacón.

Leire novictimsnofashion dijo...

Guapura, la falda es mu especial y diferente! Me gusta!

Tus textos, qué divertidos,...qué se te pasará por esa cabecita, jeje

Kissssssssssss
Ahora estarás con "Sophie Carmo", así que ..te dejo pasártelo bien!

Leire

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...